D’encuentros

Encontrarte con tus aceras sin maquillar

de acabados prácticos y grises

que rutilan en las sombras

sembradas de puertas variopintas

de variopintas miradas

y esas manos abiertas que piden

te desean un buen día

y no te reprochan nada

Me encuentro de nuevo en esta ciudad

tu ciudad por adopción

como lo es de otros tantos

y ahora también la mia

me encuentro de nuevo

pero esta vez la estancia

no tiene caducidad

es sin retorno a la vista

Y te agradezco el encuentro

de este fluir duro y fresco

por tus calles como venas repletas

atípicas corrientes de un ir y venir

de misceláneas de aromas, de razas

de sonidos férreos de vías ajetreadas

y sirenas de a trío

indiscretas, que molestan

pero que al tiro se achantan

Y con tus vueltas de esquina

de un comienzo en  otro siglo

arterias oxigenadas, que impactan

como de otra dimensión

verdes, frescas, impolutas.

Muy de repente, extrañas

Y encuentro que una gran urbe

forzada de actividad

tolera muy bien la calma

y que le da más que mucho

al tema de contrastar

igual que le da su clima

talmente de armas tomar

que aquello de la alternancia

ponerte al gusto la facilidad de optar

el variado ritmo por cuatro costados

es lo suyo

y lo que causa disgusto

por ende

más fácil de desechar.

Y entre tanto y tanto más

este nuevo día a día

para hacer lo que hay en gana

situación para el instinto

novedosa, necesaria

y la cuestión de ubicarse

más pronto que tarde

se te convierte en vital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s