¡No hay derecho!

Todo gira y gira a merced de un jerárquico legado sobrado de falta de escrúpulos  al punto con sus finanzas  y en   orden perfecto  su agenda de tal poder sin principios Que manca Mismos dados que  tiempo ha marcan la misma jugada del lado de la injerencia nada ni nadie interesa nada sin el dinero porSigue leyendo «¡No hay derecho!»